nov05 Podcast de proAm - Sistema de evaluación

En este primer episodio hablamos de los métodos de evaluación antes de comenzar una práctica deportiva.

Cuando nos ponemos un reto deportivo, nos dejamos llevar por la motivación, pero antes de ponernos a entrenar a lo loco, deberíamos hacer una evaluación o unos test para conocer nuestro cuerpo y que el plan de entrenamiento tenga coherencia

En Proam realizamos 3 tipos de evaluaciones:

1. Evaluación fisiológica para conocer nuestro sistema cardiovascular, cómo se encuentra nuestro corazón y cómo funciona nuestro metabolismo, eficiencia energética, qué tipo de entrenamiento e intensidades son las que nos ayudan a mejorar de forma más idónea. Sin entrenamos a una intensidad que no nos corresponde estamos perdiendo tiempo y energía en el entrenamiento. Debemos conocer como estamos y optimizar al máximo nuestros entrenamientos teniendo en cuenta que éstos son bien asimiliados por nuestro estado cardiovascular y musculoesquelético.

Algunos atletas se estancan y no mejorar y muchas veces la clave es conocer qué es lo que nuestro cuerpo necesita y cual es nuestro potencial.

Nosotros recomendamos la prueba de esfuerzo con análisis de gases es la manera más precisa de conocer nuestro estado real, cual es la capacidad genética para correr, predicción de posibles marcas, cual es el porcentaje de mejora que tenemos y cómo están nuestros umbrales aeróbicos y anaeróbicos.

2. Evaluación estructural. Necesitamos saber el estado de salud músculo articular, si hay déficit de fuerza, si hay algunas posturas o movimientos que no somos capaces de hacer, falta de flexibilidad, descompensaciones musculares, etc. Si empezamos a cargar volumen e intensidad en un plan de entrenamiento sin valorar nuestra salud muscular, es muy probable que puedan surgir lesiones por sobrecarga o estrés, ya que hemos dado por hecho que nuestro cuerpo está listo para asumir esa carga, y la experiencia nos dice que muchas personas necesitan hacer un trabajo de fuerza compensatorio para fortalecer los músculos más débiles o atrofiados. La mayoría de la población tienen trabajos que les hacen estar sentados y eso de por sí ya hace que se atrofie toda la parte posterior del cuerpo, antes de comenzar a entrenar debemos asegurarnos que estos músculos están activos y sanos. Con unos test muy sencillos en casa podéis haceros una idea de vuestro estado muscular.

3. Evaluación de composición corporal y hábitos de alimentación: Tenemos que nutrir a nuestros músculos y organismo, mediante hábitos saludables, para afrontar entrenos y competiciones, necesitamos energía que la obtenemos a través de la alimentación, además para recuperarnos entre sesiones es muy importante qué tomamos después de entrenar. Erróneamente se han criminalizados los hidratos de carbono y éstos son el combustible más importante para los entrenos de intensidad. Debemos de asegurarnos que estamos ingiriendo las calorías y la energía necesaria que el gasto energético de los entrenamientos nos requiere. Muchas veces notamos un déficit en la ingesta de proteínas de los deportistas y la tendencia deber ser a aumentar o mantener el porcentaje de masa muscular para tener un músculo sano y una óptima composición corporal. En ProAm disponemos de servicio de nutricionista que os ayudará a conseguir los hábitos saludables acordes a vuestra práctica deportiva y objetivos.