nov06 Podcast de ProAm - Cómo evaluar la resistencia

EPISODIO NÚMERO 2

Hablamos de la evaluación de la resistencia, presente en todos los deportes, directa e indirectamente.

¿CÓMO PODEMOS EVALUAR LA RESISTENCIA?

Cómo dijimos en el episodio anterior, antes de someternos a un plan de entrenamiento, debemos conocer cómo nos econtramos, para realizar unos entrenamientos lo más coherentes y eficientes posible. 

Evaluando la resistencia podemos saber nuestro capacidad cardiorespiratoria y también de nuestra salud cardiovascular.

Para los deportes de resistencia pura se hace necesario evaluar esta capacidad puesto que es la base sobre la que se sustenta. Pero también es importante en otro deportes ya que nos puede ayudar a mejorar la recuperción durante los entrenos y entre sesiones.

Podemos evaluar la resitencia de 2 modos: test de laboratorio (lo más fiables) o test de campo (más accesibles para la población)

Recomendamos los test de laboratorio puesto que la información que nos da es más fiable, más precisa y más completa. El más popular es la prueba de esfuerzo con analizadora de gases, que se puede hacer en cinta de correr o en bici, también. Nos permite conocer nuestro potencial aeróbico, dónde se encuentran nuestros umbrales de entrenamiento aeróbico y anaérobico y por tanto que tipo de entrenamiento vamos a requerir para mejorar. Además te hacen una revisión completa con composición corporal, electrocardiograma, historial clínico, etc. A la hora de comenzar la prueba ésta por lo general se realiza con electrodos en el pecho para monitorizar la actividad cardíaca y con una máscara. Con los datos recogidos durante la prueba (que se para por agotamiento) el médico redacta un informe en el que en primer lugar hacer una valoración cardiovascular y dictamina si eres apto para poder hacer una práctica deportivo y en segundo lugar nos explica cuales son nuestros parámetros cardiorespiratorios, nuestro máximo potencial, nuestra eficiencia energética, etc.

Esta información es vital, nos dice cuánto de entrenados estamos a nivel aeróbico y qué porcentaje de mejora podemos obtener con el entrenamiento, a raiz de ahí podemos emepezar con un programa de entrenamiento coherente y adecuado.

Otra información muy curiosa que podemos obtener en una prueba de esfuerzo es el FatMáx. Muy importante deportes de resistencia pues nos dice a qué ritmos y pulsaciones nosotros estamos utilizando mayor cantidad de grasas como combustible, el cuál debemos usar prioritariamente para conseguir esa eficiencia energética o economía de carrera tan determinate en pruebas de larga distancia.

En cuanto a los test de campo, estos son los más populares y que podéis hacer de manera fácil

1. Test de Cooper, se trata de cubrir la máxima distancia posible en 12 minutos, y con el resultado mediante una fórmula podemos hallar nuestro VO2Máx.

2. Course Navette. Muy conocido para los que opositan a bomberos o policías. Se trata de recorrer tramos de 20m a siguiendo el ritmo que marcan una señales sonoras que van aumentado la velocidad. Con el resultado, también a través de una fórmula podemos obtener nuestro VO2máx

3. Test de la Universidad de Montreal. Se realiza en una pista de atletismo. Comenzamos corriendo a 8 km/h y cada 2 minutos se incrementa le velocidad, también mediante señal acústica y así hasta el agotamiento. Como en pruebas anteriores mediante una fórmula podemos obtener una aproximación de nuestro VO2máx. 

Desde ProAm, a través de la experiencia hemos comprobado que con una persona que tenga un vo2máx modesto, trabajando la base aeróbica, mediante ritmo de fatmax y de umbral aeróbico se pueden conseguir grandes marcas, por tanto no todo esta perdido si nuestro potencial aeróbico es discreto.