ene12 Podcast de ProAm - Los mitos de la alimentación

EPISODIO Nº 9 LOS MITOS DE LA ALIMENTACIÓN

CON NUESTRO NUTRICIONISTA MARC GÓMEZ

Rompemos varios mitos que se van instaurano y es muy difícil quitarlos

El mito por excelencia es que la fruta: No es verdad, porque desde un cocepto física básico, si la energía se transforma, para movernos y ejercitarnos neceitamos la energía que primariamente utilizamos desde los alimentos. Sólo engordamos cuando hemos hecho más ingesta de energía de lo que hemos gastado. Entonces si llegamos a la noche con todas las calorías cubiertas y entonces comemos fruta, lo más probable es que nos haga engordar, pero si llegamos en déficit calórico, entonces no nos tiene que preocupar comer fruta o comer hidratos. Lo que engorda es hacer de forma prolongada una ingesta mayor de nuestros requerimientos energéticos, ya sea fruta u otro alimento.

Tomar zumo de limón o pomelo en ayunas me ayuda a quemar grasas: Falso. Además que el limón en ayunas puede deteriorar el esmalte dental, te va a aportar vitamina C, pero no te va a hacer quemar grasas, lo que hacer quemar grasas cómo hemos dicho anteriormente es consumir menos energía de la que necesitamos. No está justificado para quemar grasas, si puede utilizarse por ejemplo un poco de limón en el agua para tratar alguna carencia de vitaminas.

Los hidratos de carbono por la noche engordan: Falso, es igual que lo de la fruta, da igual lo que tomes por la noche, lo que hace engordar es ingerir en mayor cantidad que los requisistos que necesitas al día.

No mezclar hidratos de carbono con proteínas: No está fundamentado y no lo recomiendo porque estás dejando de ingerir nutrientes que al final del día necesitas. Es preferible comerlos juntos y asegurarse que cumples con un porcentaje correcto de aporte de nutrientes. En el caso de un deportista por ejemplo, no es recomendable privarle de hidratos antes de ciertos entrenos.

La proteína en polvo puede destruir los riñones: A nivel nutricional esta porteina en polvo no es un suplemento, es un alimento. Porque igual que podemos considerar un lácteo un alimento, por el mismo proceso concentrado de grasa y protéina, los polvos de proteína también lo son pero quitándole la parte de la grasa. Sería una forma muy limpia de ingerir proteína de manera aislada, sin fibra, sin hidratos, sin grasas... No vas a tener problemas de salud si tomas estos batidos, a no ser que sean ingestas crónicas con unas cantidades muy altas. Es un producto seguro y recomendable en algunas etapas de los entrenamientos.

Cuanto más sudas, más grasas estás quemando: Cuando sudas, está claro que pierdes peso, pero porque lo que pierdes es agua no es grasa, en cuanto te hidratas recuperas el peso perdido. Además entrenar en estado de deshidratación hace que el entrenamiento sea más ineficiente, aumenta la Frecuencia Cardíaca, las funciones musculares pueden fallar, etc. Es una práctica desaconsejada y que no puede aportar nada. Puede haber un gasto energético extra porque el cuerpo necesita hacer un trabajo extra para reestablecer este desequilibrio. Si que hay unas intensidades de entrenamiento a las que utilizas más sustrato de grasa durante el ejercicio, el famoso Fat Max. pero eso quiere decir que te vaya a llevar a una pérdida de grasa, porque puede ser que al final del día mi ingesta de calorías es mayor que la que he gastado, aunque hayas gastado muchas grasas entrenando, en este caso no perderás grasas.

Hay que beber 2 litros de agua al día: No tenemos los mismos requisitos en verano que en invierno, sobretodo los deportistas, también hay muchos alimentos que ya llevan agua; fruta, sopas, verduras... Yo recomiendo ir repartiendo un  par de vasos de agua a lo largo del día. Es un factor muy variable y difíil de controlar, pero si hay que dar una recomendación entre no beber agua y beber 2 litros, recomiendo beber 2 litros. Pero hay que saber cuánto agua para qué persona.

Vacío de hidratos de carbono antes de una competición:  Es un método antiguo, antes se recomendaba hacer reposo la semana de antes de la prueba, pero ahora lo que se hace es seguir entrenando con menos volumen pero con similares intensidades, pero si hacemos un vaciado de hidratos si se sigue entrenando pueden salir problemas derivados de esta restriccón y mucho más si no estamos acostumbrados. Puede incluso haber más riesgo de lesión si seguimos entrenando con niveles bajos de hidratos. La carga debe ir acorde a la actividad, ahora la tendencia es hacer la carga un poco más progresiva y evitar efectos derivados.