Musculatura respiratoria

Video restringido

Inicia sesión para poder ver este video

01:00:34
4,00€ o con suscripción.

Tu rendimiento deportivo depende directamente de tus músculos respiratorios.

Si eres capaz de producir mucha energía (tiradas largas, entrenamientos en serie), y utilizarla de manera eficiente (economía de carrera) pero tu turbina principal que está formada por tu musculatura respiratoria se fatiga fácilmente tu rendimiento va a decaer.

La musculatura respiratoria está compuesta por los músculos inspiratorios que hacen que nos entre el aire y los espiratorios encargados de expulsar el aire.Cuando haces actividad física el SNC (el sistema nervioso central) se encarga de enviar la sangre a los músculos implicados en el movimiento pero cuando el sistema detecta que los músculos respiratorios se empiezan a fatigar, se produce un metaborreflejo. El metaborreflejo genera una vasoconstricción (disminuye el flujo de sangre hacia los músculos locomotores) y es allí cuando empezamos a notar las piernas pesadas y nuestra percepción de esfuerzo aumenta considerablemente. Muchas veces asociamos esta sensación a una falta de kilómetros en el entrenamiento pero en realidad lo que está pasando es que el cuerpo de manera refleja se protege contra una fatiga de la musculatura respiratoria ya que sin respirar el organismo no sobrevive.

Evaluación de la musculatura respiratoria:

Para saber si tu factor limitante es la fuerza de los músculos respiratorios (la capacidad ventilatoria), hay que evaluarlos. La mejor manera es hacerlo en un laboratorio a través de una prueba de esfuerzo con analizadora de gases. Esta prueba nos dice nuestra capacidad vital (la capacidad que tenemos de absorber el oxígeno), la ventilación máxima (cuanto oxígeno somos capaces de mover por minuto) y la reserva ventilatoria (¿fue el factor respiratorio que me hizo parar la prueba?). Con los datos obtenidos del laboratorio obtenemos una visión muy clara de como están los músculos que se encargan de la oxigenación del cuerpo. Puedes evaluarte también con un espirómetro (aunque tiene la limitación de que sólo evalúa los músculos espiratorios).

Entrenamiento de los músculos respiratorios

Si lo que te impide mejorar tus marcas es la respiración, tenemos buenas noticias. La manera de fortalecerlos es bastante fácil, y no tendrás que sudar ni una gota. Para entrenar los músculos espiratorios te recomendamos el método hipopresivo (a parte te aportará otros muchos beneficios) y para los músculos inspiratorios existe un aparato muy bueno que se llama Power Breathe. El Power Breathe es un aparatito que ofrece una resistencia a la entrada del aire y hace que los músculos implicados en la respiración trabajen con carga. Entrenando solo 5 minutos al día, en 4 semanas obtienes una mejora de rendimiento en un 10%. El Power Breathe es una buena opción para iniciarse y para el entrenamiento de la musculatura respiratoria de manera estática. Para avanzados y para los entrenamientos dinámicos te recomendamos utilizar la Training Mask. La máscara de entrenamiento en un principio fue desarrollada para simular el entrenamiento en altura (para cuál realmente no sirve) pero para estimular los músculos respiratorios es genial.